jueves, 21 de octubre de 2010

PROCESO DE CURACIÓN ORGÁNICA

Voy a dar otra vuelta de tuerca al proceso de curación orgánica, porque hay mucha gente necesitada de este tipo de consideraciones. Si se logra integrar la causa biológica de la enfermedad, habremos adelantado más de un 60% en el camino de la curación.


¿Dónde está?

Necesariamente tengo que poner un ejemplo para ilustrar la idea. La idea que es, lo doy por sabido, que el 90% de las enfermedades orgánicas tienen su origen en un conflicto afectivo importante y habitualmente vivido en soledad. Una vez instaurado el proceso, lo que hace cualquier persona es acudir al especialista, que, después relizar una anmnesis, llevar a cabo una exploración y practicar pruebas analíticas o radiológicas, algunas veces llega a la convicción de un diagnóstico: Úlcera de estómago. Si seguimos la vía de la medicina alopática –Alopatía: Terapéutica cuyos medicamentos producen en el estado sano fenómenos diferentes de los que caracterizan las enfermedades en que se emplean– tendremos que ingerir los medicamentos que el médico ha prescrito para curar la úlcera gástrica. El pimer error, en este caso, es el ‘protocolo’ que obliga al médico a tratar a todos los pacientes con úlcera de estómago de idéntica manera, prescindiendo y despreciando las implicaciones afectivas de todo tipo que pueden acuciar al enfermo. Salvado este extremo, que solamente menciono sin entrar en él a saco, el ulceroso toma su medicación fielmente, depués de lo cual pueden pasar dos cosas: que se encuentre mejor, o que se encuentre igual. En el primer caso la terapia se considera que ha sido un éxito y ahí se acaba el proceso. En el segundo, empieza un protocolo de repetición de pruebas, complemento de otras más precisas o agresivas, que culminan, posiblemente, en un procedimiento quirúrgico. Hasta aquí no sabemos de que pie cojea el individuo, ni el estado de su economía, ni sus ideas políticas o religiosas, ni lo que le entra por el cuerpo cuando ve en televisión a ciertos personajes vomitivos.

La causa de la úlcera de estómago es un conflicto afectivo de: “No puedo digerir la situación”. Es decir, hay algo en la circunstancia personal del paciente que no puede soportar, a pesar de sus intentos para tragarse la píldora. Un persona a la que no aguanta, una situación en su entorno que le supera…Llegado a este punto hay que contarle al paciente este extremo con palabras que él pueda entender y aconsejarle que sane su situación afectiva si quiere sanar su úlcera. Las medicinas o los procedimientos quirúrgicos le podrán ayudar, pero si no sana su situación afectiva, le saldrá la enfermedad por otro sitio.


Cielo de Palencia

Una vez enterado de la causa de su padecimiento orgánico, el fulano que nos ocupa tiene que reconocer, que esa que le hemos explicado, verdaderamente puede ser la causa de su mal. Y reconocido el hecho, curarse revertiendo su problema mental, o no querer hacerlo. Porque hay miles de pacientes, que por causas que se escapan a mi poder de raciocinio, no quieren curarse (esto lo dejo para otro día).

¿Cómo revertimos el problema mental? El proceso PEACE del profesor Lou Marinoff puede ayudarnos a tener una sistemática que nos apoye en la tarea después de identificar la causa del problema, que es el primer paso del proceso; su primera letra, P = Problema. El segundo paso, E, de Emoción, nos indica que debemos identificar la reacción emocional ante el problema ¿Cuál es, en realidad, la emoción que nos produce?. El tercer paso empieza con A, Análisis. En el que aconseja analizar las posibles soluciones del problema. El cuarto es la letra mayúscula C, de Contemplación. En el que sugiere contemplar el problema desde fuera con una visión filosófica de las cien que yo os he ofrecido a menudo. Y por último, E, de Equilibrio. Habla de la proporción precisa entre la comprensión del problema, la aptitud del individuo para llevar a cabo la solución y la sabiduría para afrontar los posibles cambios que conlleva.

Con esto tenemos un buen asidero, pero si no es suficiente estoy dispuesto a desplegar toda mi sabiduría para ayudaros en la resolución de vuestro caso. Un abrazo para todos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...